¡Suscríbete para estar al día de las novedades y recibe una GUÍA GRATUITA para conseguir todos tus objetivos!

Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.

Frases Aprendizaje

Sacarte el carnet de conducir, aprender a nadar, aprender un idioma nuevo, aprender a bailar danza del vientre, nuevas formaciones profesionales, lo que quieras o necesites.
Conoce como funciona el proceso de aprendizaje y aprende a gestionar la frustración, la desmotivación en esas fases en las que te puede el desánimo por sentir que no avanzas.
Recupera la motivación para seguir en tu ciclo de aprendizaje y no pierdas la oportunidad de aprender cosas nuevas que generen más recursos en tu vida.

¿Por qué la mayoría de veces las personas dejamos a medias cualquier nueva actividad?

¿Por qué nos rendimos, tiramos la toalla ante cualquier dificultad en el proceso de aprendizaje de un idioma, deporte, actividad como conducir, etc…?

¿Qué es lo que nos genera frustración? y nos lleva a decirnos a nosotros mismos:

• ¡Lo dejo!

• ¡Esto no es para mí!

• ¡No soy capaz!

Y una serie de frases procedentes de creencias limitantes que nos llevan irremediablemente a no conseguirlo.

Pues posiblemente el desconocimiento, para empezar, de las fases del proceso de aprendizaje. Y para ayudarnos a gestionar la frustración de no conseguir las cosas de manera inmediata, para ayudarnos a persistir en un proceso de aprendizaje de cualquier cosa nueva, escribo este post.

Fases del aprendizaje

Son 4 fases:

1- Incompetencia Inconsciente (No sé que no sé)

2- Incompetencia Consciente (Sé que no sé)

3- Competencia Consciente (Sé que sé)

4- Competencia Inconsciente (No sé qué sé)

¿Qué nos sucede en muchas ocasiones cuando atravesamos esta curva y por qué desistimos y no llegamos a final?

Os lo explicaré a través de un ejemplo muy recurrente pero muy útil para que lo extrapolemos a cualquier habilidad nueva que estemos aprendiendo ahora o próximamente queramos aprender.

Ejemplo: Aprender a conducir.

1-Incompetencia Inconsciente (No sé que no sé): ¿Recuerdas que con 3-4 años pensaras, supieras que se conducen coches? Pues eso es no saber que no sabemos.

2-Incompetencia Consciente (Sé que no sé): Sin embargo, quizás ya con 10 años, si que puedes tener conocimiento que hay gente que sabe conducir, aunque tu no. Eso es saber que no sabemos.

3-Competencia Consciente (Sé que sé): Aquí es cuando empiezas a tomar clases de conducción y empiezas a aprender, pero todo lo tienes que pensar: pisar el embrague, poner la marcha… etc. Esta es la fase más importante, y es en esta justo en la que más abandonamos.

¿Por qué? Porque nos hace encontrarnos más inseguros, estamos precisamente fuera de lo que conocemos, de lo cómodo para nosotros, estamos fuera de nuestra zona de confort.

Cometemos fallos porque estamos aprendiendo, fallos que nos hacen dudar de nuestras capacidades, que nos hacen estar incómodos y sentirnos inseguros. Es aquí donde hay que tener paciencia y perseverar.

Ese stress bueno, esas “agujetas mentales” por estar interiorizando una habilidad nueva no son un yo no valgo para esto, son un sigue un poquito más!. Porque estas más cerca de pasar a la 4ª fase.

4-Competencia Inconsciente (No sé que sé): Ya has interiorizado todo el aprendizaje, es cuando ya conduces y no tienes que pensarlo, lo haces sin más. Te sale de manera inconsciente.

Tener conocimiento sobre el proceso de aprendizaje es muy interesante para, a partir de ahora, cuando estemos en la fase 3, la fase de las “agujetas mentales”, no desistir, no dejarlo.

No decirnos cosas que nos limitan y que nos hacen creer que no somos capaces.

Saber que aunque al principio de cualquier ejercicio físico se tienen agujetas, si seguimos con nuestro entrenamiento nos empezara a proporcionar nuestras primeras abdominales, poniéndonos cada vez más fuertes y mas en forma. 😉

En este post tengo el gusto de incluir una metáfora escrita por una compañera del curso de Practitioner de PNL, Sara González Moya.

Esta metáfora es un hecho que a ella le sirvió con respecto al aprendizaje de un idioma y considero que tiene relación con todo lo que os he explicado aquí para mantener la motivación y la ilusión por seguir aprendiendo cosas nuevas.

Gracias Sara por compartir esta bonita metáfora, eres una maravilla.

“Andrew, mi casero en Manchester, hablaba cinco idiomas. Él siempre insistía en que le hablara en Ingles, pero eran pocas las veces que me decidía a hacerlo. Un día me enseñó con una linda metáfora el proceso de aprendizaje que todas las personas llevamos a cabo para incorporar una lengua, una técnica, unos conocimientos… en resumen, un aprendizaje.

“Cualquier persona que domina unos conocimientos es como si condujera un nuevo y potente coche por una gran autopista. En la cual puedes correr, desacelerar cuando creas conveniente, fluir entre el resto de automóviles… y así llegar a tu destino rápido, directo y cómodamente.

Cuando empiezas un proceso de aprendizaje es como si condujeras un camión pesado, viejo y destartalado por un camino de piedras, pobremente asfaltado. Como puedes imaginar, un camino lleno de baches, curvas cerradas, tramos muy estrechos donde dejar pasar al de enfrente en ocasiones se convierte en una ardua tarea y donde sientes que si se te hiciera de noche… ¡¡¡mejor ni pensarlo!!!!!!

Este es un camino donde se necesita paciencia, aceptación, respeto y posiblemente se hagan necesarias unas paradas para coger aliento. Con lo cual, muchos serán los momentos donde pensarás tirar la toalla, sentirás la frustración porque puedes observar como otras personas ya circulan por la autopista.

Como todo proceso en la vida poco a poco va mejorando, vas avanzando a medida que vas interiorizando el aprendizaje y un día te das cuenta que tu vehículo no es tan pesado, quizá tampoco es tan viejo e incluso podrás estar conduciendo por una carretera secundaria.

No te desanimes poco a poco irás acercándote a la autopista y tu coche será nuevo, potente y atractivo como el de los demás.

Así que ahora amig@ ten mucha paciencia para que un día puedas disfrutar de tu viaje como aquellas personas que ya hicieron su proceso de aprendizaje y hoy pueden ser tus maestros.

Algún día tú también lo serás para otros.”

Y que deciros de aprender habilidades personales, que te ayuden a gestionar mejor tus emociones, la comunicación con los demás, a conocerte mejor tu mismo para estar mejor con los que te rodean.

No vuelvas a decirte: ¡esto no es para mi!, ¡yo no sirvo para eso! porque…:


Sesiones Coaching con PNL

¡Pasa a la acción y empieza a generar cambios positivos en tu vida con las Sesiones de Coaching PNL!

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Espero tus comentarios! :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *






Comentar *