Desde hace mucho tiempo algunas personas elevadas mentalmente se dieron cuenta de que el pensamiento tenía (y tiene poder) y empezaron a expandir esta información, por lo que es algo que podemos decir hoy en día es prácticamente de conocimiento público, que las personas no lo usen a su favor, ese ya es otro tema.

Los pensamientos tienen poder, ese es un hecho porque en nuestra mente se forman nuestras palabras y acciones, así que los mismos son la semilla para crear muchas cosas, por eso debemos mantener la mente abierta y limpia a fin de que los pensamientos que salgan de ella tengan mayor calidad.

Una vez tienes la conciencia de que tus pensamientos son poderosos y tienen el poder de crear realidades, es necesario empezar a adueñarse de ello y no dejar que las cosas sigan ocurriéndonos “al azar”. Algo interesante de los pensamientos es que su poder no se detiene porque no estemos usándolos a nuestro favor, sino que ellos siguen su ciclo y depende de nosotros si somos capaces de sintonizarlos para que vayan con nuestros objetivos.

Por otro lado, si ya tú eres de las personas que conocen el poder del pensamiento y actúan en base a esto, debes saber que también existen maneras de crear pensamientos incluso más poderosos. Esto es una buena noticia porque quiere decir que podemos tener más control sobre las cosas que creamos en nuestra mente.

Si quieres conocer cómo crear pensamientos más poderosos para hacer realidad las cosas que quieres en tu vida, lo primero que necesitas es higiene mental, para lograrlo mira los siguientes tips:

Se consciente de las cosas que dejas entrar en tu mente

Mientras más limpia tengas esta área, mejores cosas saldrán de ella. Si te alimentas de cotilleos y otro tipo de pensamientos negativos externos, poco a poco eso afectará tu propia mente, así que lo mejor es que seas consciente de lo que te permites consumir en este sentido.

Prefiere las lecturas edificantes en vez de escritos y noticias que te llenen de odio hacia otras personas. Elige llenar tu mente de cosas buenas para ti, no queriendo huir de las realidades, sino para hacerlas más llevaderas y poder construir una mejor realidad para ti a través de tu propio pensamiento y las acciones que tomas.

Identifica los pensamientos negativos

Una idea errónea que tienen algunas personas acerca de esta práctica es que al prestar atención de lo que ocurre en su mente empiezan poco a poco a dejar de lado lo que ocurre a su alrededor, pero esto no tiene por qué ser de esta manera.

Al contrario, cuando entrenas tu mente identificando los pensamientos que te frenan y los sustituyes por aquellos que prefieres, serás más consciente no solo de lo que ocurre dentro de tu cabeza, sino también con las otras personas. Quizá esta área sea un poco complicada al principio, pero todo se trata de práctica, ya luego serás capaz de hacerlo casi de manera automática a medida que estés más entrenado.

Convéncete

Este también puede ser uno de los puntos más difíciles al principio o cuando eres algo escéptico. No tienes que convencer a nadie más sino a ti mismo de que tus pensamientos tienen poder, una vez que lo hagas verás como funcionan mucho mejor. No se trata de magia o de asuntos místicos, es algo que es cierto y funciona así quieras creerlo o no.

Desarrolla tu inteligencia emocional

Esto es importante porque influye en diversos factores de tu vida. La inteligencia emocional es la que te ayuda a identificar tus emociones y a poder reaccionar de mejor manera ante los estímulos. La inteligencia emocional se puede definir como la habilidad que tiene un individuo de reconocer la manera correcta de manejar sus emociones, así como las de otros. Si deseas aprender a desarrollar tu inteligencia emocional, mira cómo hacerlo en Gananci.

Mantén en la mente aquello a lo que quieres darle fuerza

Contrario a lo que algunos puedan creer, pensar en algo constantemente de manera positiva, es algo que puede ayudar a que ese algo se convierta en una realidad. Esto no significa que debas estar 24/7 con el mismo pensamiento en la mente para darle fuerza, sino que cada ve que venga a ti o lo recuerdes, sepas cómo canalizarlo correctamente hacia lo que tú deseas.

No permitas que las críticas te afecten negativamente

Escucha lo que otros tengan que decir acerca de ti, pero aprende a diferenciar entre las críticas constructivas y aquellas que solo te dicen para tratar de desmoralizarte. Es necesario que puedas separar estas dos cosas porque una te impulsará para ser mejor y la otra tiene el potencial de convertirse en un pensamiento negativo que se instalará en tu mente, no lo permitas.

¿Te ha gustado el artículo sobre los pensamientos poderosos? ¡Coméntame tu opinión más abajo y no te olvides de seguirme en Instagram y Facebook!