Generando Opciones

Tras perder el trabajo, la pareja, o ante cualquier imprevisto en la vida es aconsejable que estemos atentos a las nuevas oportunidades, lejos de regodearnos y quedarnos atrapados en la negatividad de la perdida. Será mucho más productivo para nosotros aceptar que la vida está llena de problemas y que tratar de evitarlos es básicamente imposible. La propia vida es compendio de problemas y oportunidades. Las piedras del camino van a estar en el camino, así que vamos a entrenarnos para rodear las piedras, saltar sobre ellas y saber cómo convertir esos problemas en oportunidades para aprender y salir más reforzados y potenciados.

No es necesario sufrir una perdida para iniciar un cambio vital en nuestra vida. Así que este artículo va también dirigido a personas que aunque actualmente no estén atravesando una situación de cambio, perdida de trabajo, ruptura sentimental… decidan a partir de ahora entrenarse en generar opciones para tener los máximos recursos antes los problemas de la vida.

¿Cuál es uno de los mayores miedos que tenemos las personas? Probablemente la falta de recursos ante situaciones negativas de la vida e incluso ante situaciones nuevas.

Por eso pasamos mucho tiempo tratando de mantenernos en nuestra zona de confort evitando tener cualquier problema, evitando cualquier contratiempo, incluso desaprovechando experiencias nuevas qué sin duda van a aportarnos mucho conocimiento.

Debido a qué nuestra mente necesita controlar, cuando se produce un cambio en nuestro entorno o rutina el cerebro reacciona como si hubiera un peligro real para la supervivencia. Y con lo que hemos de contar es con que el cerebro está perfectamente dotado para hacer frente a la incertidumbre, además de que cada uno de nosotros contamos con recursos internos de los que muchas veces no somos conscientes.

Para que nuestra manera de vivir no sea una constante limitación y una pre-ocupación vamos a hacer de ello una ocupación generando opciones.

“Si la única herramienta que tienes es un martillo, cada problema que te encuentres creerás que es un clavo”

Por lo tanto vamos a llenar nuestra caja de herramientas todo cuanto podamos.

¿Por qué es importante que generemos opciones? Porque si ante un problema solo tenemos una alternativa solo tenemos una reacción y con ella un 50% de posibilidades de que la solución sea óptima para nosotros, y también el cincuenta por ciento de que no lo sea. Si tenemos dos alternativas nos encontraremos con un dilema, añadiendo más problemas al problema. Por lo tanto es altamente aconsejable para nuestra estrategia personal que dispongamos de tres o más alternativas diferentes para operar.

Además si siempre hacemos lo mismo siempre obtendremos el mismo resultado. Si queremos obtener un resultado distinto deberemos actuar de distinta forma.

Cuantas más cosas diferentes sepamos hacer, más recursos tendremos para conseguir los objetivos que deseamos.

Un par de ejercicios para aumentar la flexibilidad y la creatividad a la hora de reaccionar ante las circunstancias de la vida son los siguientes:

• No dejes de hacer al menos una vez al día algo que te resulte incómodo, como llamar por teléfono a alguien con quien hace tiempo que no tienes contacto. (si no puedes una vez al día al menos una vez a la semana).

• Identifica e interrumpe patrones antiguos de comportamiento para sustituirlos por unos nuevos a experimentar.

Se trata de encontrar nuevas alternativas de acciones exitosas y ensayarlas en situaciones de bajo riesgo, además de ir saliendo de la inercia cotidiana ya que si no se hacen cosas nuevas difícilmente cambiarán las cosas.

Verás cómo sentir que en nuestro interior tenemos muchos recursos desconocidos y que tenemos habilidades personales a potenciar te aporta un aumento importante de autoestima que, como un motor, irá trayendo a tu vida más recursos y más autosuficiencia.

¿Cómo queremos vivir nuestro show como actores o como espectadores?

 


Sesiones Coaching con PNL

¡Pasa a la acción y empieza a generar cambios positivos en tu vida con las Sesiones de Coaching PNL!