Rapport con PNL

 

¿Te has dado cuenta que cuando hablas con algunas personas te sientes muy cómodo mientras que con otras no sucede lo mismo?
Solemos hablar de “conexión” o de “energía” para definir la sensación de comodidad que sentimos en esos momentos.
Un término que también se usa, sobretodo en programación neurolingüística, para explicar este concepto es el de “rapport”.

Rapport con PNL

En la escuela nos enseñaron que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Lo primero de bueno que tiene aprender a generar rapport es que te das cuenta de que no está sujeto a esa ley: podemos CREAR rapport si nos lo proponemos.

Cuando buscamos una emisora existen unas frecuencias en las que no se oye bien y a medida que nos acercamos a la adecuada, el sonido se vuelve cada vez más claro hasta encontrar la frecuencia correcta donde la señal es perfecta.

En la comunicación entre personas sucede algo parecido. Cada uno tiene unos códigos determinados en función de muchas variables: tono de voz, velocidad del habla, ritmo de respiración, gestos, postura corporal, etc.

Cuando logramos que ambos códigos coincidan decimos que hemos creado rapport.

¿Para qué nos sirve crear rapport?

Históricamente, las personas hemos favorecido al endogrupo (nuestros similares) y desfavorecido al exogrupo (los que son distintos). La psicología evolucionista sostiene que eso nos ha ayudado a sobrevivir, reproducirnos y evolucionar.

Tu tribu, tu poblado, tu comida, tu supervivencia.

Tu familia, tus amigos, tu empresa, tu comodidad.

Las personas sentimos afinidad por nuestros similares. Esta afirmación está ampliamente confirmada por multitud de experimentos en distintos países. Piensa: con quién te sientes más cómodo, ¿con alguien que comparte tus gustos musicales o con aquél al que le gusta algo completamente diferente? ¿Aquél que comparte tu religión o aquél que profesa una distinta? ¿El que trabaja en tu mismo sector o el que lo hace en uno que apenas conoces?

Ojo, la afinidad no es un proceso del todo consciente. No pensamos: ” Mmmmm…. Esta persona también es publicista, le gusta el pop inglés y la comida casera. Estar con él favorecerá mi supervivencia y mi reproducción. Genial, ¡puedo contribuir a la evolución de la especie humana!”

No, no, no. Es algo que percibe tu organismo más que tu parte lógica.

Análogamente, no estamos pendientes de si nuestro interlocutor adecua su ritmo de voz al nuestro o si acompasa la respiración para darnos cuenta y decir: “Perfecto, está creando rapport, en breve me sentiré más cómodo y todo empezará a fluir”

No funciona así. Simplemente te sientes a gusto. Sintonizas con tu interlocutor.

Llegados a este punto, ¿Crees que tiene sentido establecer rapport? Tiene sentido “hacer ver” a la otra persona que sois similares?

Mucho.

Cuando estableces rapport con tu interlocutor o con tu audiencia creas un ambiente de confianza y cooperación. Consigues que la otra persona se abra y esté más dispuesta a colaborar o participar.

Crear rapport mejora nuestra comunicación, nuestras relaciones con los demás y, en última instancia, ayuda a reducir conflictos.


Sesiones Coaching con PNL

¡Pasa a la acción y empieza a generar cambios positivos en tu vida con las Sesiones de Coaching PNL!