kaizen

Alcanza tus objetivos más difíciles

¿Cuántos de tus grandes metas, sueños o proyectos no se han cumplido todavía? ¿Cuántos han sido relegados a un “lo haré más tarde” o “quizás algún día” o incluso a un “olvídalo, es imposible”?

Pues es el momento de sacar esos pensamientos negativos porque con el uso del método kaizen tu puedes alcanzar esos objetivos o sueños.

¿Qué es el método kaizen?

Es algo muy simple, lo podemos definir como llevar a cabo una gran tarea a través de actos pequeños. Kaizen es una filosofía subyacente que impulsa el mundo de los negocios en Japón, y se asocia particularmente con la empresa de coches Toyota.

El método kaizen trabaja de acuerdo con la naturaleza humana y el sentido común, lo que resulta una manera más eficiente y eficaz para alcanzar tus objetivos.

¿Cómo actua kaizen?

Es importante darse cuenta de lo que por naturaleza el cerebro humano es muy resistente a grandes cambios. El cerebro es muy conservador y no puede soportar la idea de tener que empujarse a sí mismo y al resto para hacer las cosas de manera muy diferente a las que las hace habitualmente.

Por otro lado, el cerebro está acostumbrado a hacer cambios pequeños. Pequeños cambios en la rutina diaria son inevitables, ocurren todos los días, y el cerebro se adapta muy bien a ellos.

Trabaja con tu cerebro no en contra de él con el método kaizen

Es sencillo, la clave del método kaizen es no obsesionarse con el objetivo final sino de disfrutar del camino, de los pequeños pasos que se deben de dar.

¿Dónde lo puedo aplicar?

El uso de kaizen se puede y se debe de aplicar en absolutamente todos los proyectos a gran escala y la meta que una persona tiene.

Por ejemplo, quién no ha pensando alguna vez “no estoy durmiendo suficiente, me tengo que ir a la cama 2 horas antes” y al final ¿qué acaba pasando?, que no cumplimos ese gran objetivo ya que requiere un cambio drástico de hábitos.

En cambio, siguiendo el método kaizen podemos probar simplemente en irnos a dormir 10 minutos antes durante una semana, cuando nos hayamos habituado podemos añadir 10 minutos más y así sucesivamente. Sin darnos cuenta habremos alcanzado el objetivo de una forma progresiva y sin crearnos estrés.

Es muy sencillo, simplemente rompe en pequeñas metas un objetivo que te parezca difícil, disfruta del cambio y sin darte cuenta habrás alcanzado tu sueño.

kaizen

Si tienes interés por aprender a automotivarte y lograr tus objetivos el sábado 17 de diciembre 2016 de 11:00h a 14:00h en Barcelona imparto un curso de motivación con PNL para lograr tus objetivos.