Parar Para Avanzar

Hay momentos en nuestra vida en la que nos replanteamos muchas cosas, puede que hasta todo. Es un momento en el que incluso parece que necesitamos dar un giro de 180⁰, empezar de nuevo, vivir otra vida.

Es un momento en el que como mínimo ya sabes lo que no quieres, lo que no te gusta, lo que no te conviene, lo que ya no va contigo. También sucede que para muchas personas se convierte en un momento bastante frustrante porque se dan cuenta de su gran insatisfacción pero les falta coraje para llevar a cabo ese cambio.

Entre otras cosas porque no saben todavía qué es exactamente lo les haría realmente feliz, y en ese momento y con según qué edades, es cuando vienen las preguntas del tipo: ¿Pero qué puedo hacer yo a estas alturas? ¿Dónde voy ya con la edad que tengo? ¡A esta edad ya no se cambia!

Pues es en ese momento cuando más hay que prestarse atención y darse cuenta cuánto hay de autosabotaje en lo que uno se dedica y buscar ayuda para diseñar tu propia vida, aumentar la determinación y el coraje para decidir lo que sí se quiere, ir a por ello y conseguirlo.

Para eso quiero compartir con vosotros este texto que circula por internet.

No sabemos si es cierto o no, pero la idea de trasfondo que transmite es perfecta para simbolizar la trasformación personal.

Aunque quizás todavía nos encontremos lejos de descubrir el verdadero sentido de nuestra vida, si sientes la necesidad de explorar más en autoconocimiento, desarrollarte personalmente y transformar tu vida para lograr lo que realmente quieres, estas en el camino.

Esta metáfora motivadora te ayudará a entender que para llevar a cabo cualquier cambio de vital importancia has de hacer cosas nuevas que hasta ahora no has hecho, algunas de ellas arriesgadas, desafiantes y radicales. Vas a perder cosas que ahora tienes para poder dar cabida a lo nuevo, y por estas razones es aconsejable un proceso de coaching para acompañarte, en los miedos, elaborar una estrategia, reducir el vértigo que produce un cambio y contar con la motivación necesaria para no recular y conseguir tus objetivos.

¿Sabes cuál él es ave más longevo de la tierra?

Y ¿Sabes cuantos años de promedio vive?

El águila, es el ave que posee la mayor longevidad de su especie. Llega a vivir 70 años. Pero para llegar a esa edad, a los 40 años de vida tiene que tomar una importante decisión. A los 40 años:

Sus uñas curvas y reblandecidas por el tiempo, no consiguen agarrar a las presas de las que se alimenta.

Su pico alargado y puntiagudo, también se curva.

Apuntando contra el pecho están las alas, envejecidas y pesadas por las gruesas plumas. Volar es ahora muy difícil para este majestuoso animal.

Entonces el águila, tiene sólo dos alternativas: Morir,… o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durará 150 días.

Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y refugiarse en un nido, próximo a una pared rocosa, donde no necesite volar.

Entonces, apenas encuentra ese lugar, el águila comienza a golpear su pico fuertemente contra la pared, hasta conseguir arrancárselo.

Una vez arrancado debe esperar a que nazca un nuevo pico con el cual seguidamente se dispone a arrancar una a una sus viejas uñas.

Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, prosigue arrancando sus viejas plumas.

Y después de cinco meses, sale victorioso para su famoso vuelo de renovación y de revivir, y entonces dispone de 30 años más.

Sólo libres del peso de viejas creencias del pasado podremos aprovechar el valioso resultado de una renovación.


Sesiones Coaching con PNL

¡Pasa a la acción y empieza a generar cambios positivos en tu vida con las Sesiones de Coaching PNL!