queeslaserendipia

¿Te suena ese momento en el que estás preocupado por algo y de repente ves algo relacionado con tu preocupación?
¿O que ese día cambias la ruta habitual hacia el trabajo y te encuentras con una persona especial?

Serendipia

Era una tarde de domingo como cualquier otra cuando me acerqué al videoclub en busca de una peli romántica y tuve mi primer contacto con esta palabra. En frente de mí, en la estantería, estaba un seductor Jon Cusack frente a una jovencísima Kate Beckinsale.

Lo primero que sentí fue rechazo; no entendía el significado de la palabra y encima me parecía difícil pronunciarla.

Además, Jon Cusack no me parecía el tío adecuado para una peli romántica. ¿Por qué no habían escogido a Ewan McGregor?

Dos minutos después estaba en frente del mostrador pagando los tres euros del alquiler.

Hay algunas cosas en la vida que no tienen fácil explicación.

La peli en sí no estuvo mal. Tuvo la dosis media recomendada de romanticismo para una de esas tardes.

Lo curioso es que esa palabra extraña para mí, y que no me dejó indiferente, iba a convertirse en algo importante, ya que unos años después volvería a encontrarme con ella, esta vez en un libro de habilidades personales.

¿Pero qué es la Serendipia?

Fue entonces cuando quise saber más y vinieron las respuestas.

La Serendipia es un descubrimiento o un hallazgo inesperado, hecho por casualidad, de cosas que no se están buscando y que son la solución para otro problema que sí se tenía.

Es el don de la sagacidad accidental, es la sabiduría de convertir algo adverso en buena suerte.

La Serendipia te puede sorprender en tu casa, en el trabajo o en el camino a alguno de los dos.

En el cine, en el teatro, tomando un café con las amigas…. No espera a nadie. Se presenta sin avisar.

Muchos de los hallazgos más importantes han sido fruto de la Serendipia como por ejemplo el post-it que surgió de la búsqueda del científico Spencer Silver de un súper pegamento. Lo que podía haber sido rechazador por un error de investigación, (le quedó un pegamento muy flojo), al descubrir la facilidad con que se pegaba y despegaba y se volvía a pegar, dio como resultado uno de los inventos más prácticos de los últimos tiempos.

A mi concretamente me han sucedido bastantes cosas sobre la Serendipia, justamente me viene una a la memoria.

Hace unos años tuve una fuerte inquietud por hacer voluntariado con niños hospitalizados, sin importarme en absoluto la enfermedad ni la gravedad lo que si tenía muy claro era que fueran niños y hospitalizados.

Aunque hacía un par de años que lo tenía como objetivo, no sabía a dónde acudir para lograr realizarlo.

Era algo que durante el verano solía ponerme en mi lista de objetivos de septiembre.

La última semana de un agosto un amigo me propuso hacer una escapada con un grupo a Huesca y entre ese grupo de personas había una persona que colaboraba en la AECC (Asociación Española de Cáncer de Barcelona.)

Fue alucinante descubrir en una charla esa coincidencia. El me pasó el contacto de la formadora, pase las entrevistas y la formación y tuve la maravillosa “suerte” de ser voluntaria por unos años “casualmente” en Pediatría del Hospital Parc Taulí de Sabadell.

Yo tenía una inquietud, un bloqueo a la hora de conseguirlo y “casualmente” conocí a la persona adecuada.

Así que las fases de un momento serendipíco vendrían a ser así:

  1. Hay un problema
  2. Una persona tiene un problema
  3. La persona está buscando una solución
  4. La persona encuentra la solución por accidente

Hace unos días en una sesión de coaching con una clienta hablamos de éste fenómeno y fue genial poder ponerle nombre a eso que a veces te pasa pero no es sencillo de explicar con palabras.

Hablamos de cómo nos ha influido, de los mensajes que hemos recibido y de cómo, a partir de alguna experiencia nos hemos empezado a fijar más en las cosas.

La Serendipia ocurre a nuestro alrededor pero no todos la pueden ver. Hace falta estar atento, abrir los sentidos y saber interpretar las señales.

¿Lo genial? Que como habilidad que es, se puede potenciar.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Cómo lo detectas e interpretas?

Espero que de ahora en adelante tengas la mente abierta a los cambios y puedas ser testigo de la maravilla de lo inesperado.


Sesiones Coaching con PNL

¡Pasa a la acción y empieza a generar cambios positivos en tu vida con las Sesiones de Coaching PNL!