sindrome postvacacional

¿Qué es el Síndrome Postvacacional?

El síndrome postvacacional son una serie de síntomas físicos y psicológicos que se padecen tras un tiempo en el que se ha desconectado y descansado. No es ninguna patología es sencillamente un trastorno adaptativo.

Tener un trabajo que nos causa estrés laboral, que nos da dolor de cabeza y/o tenemos dificultades para sobrellevarlo es lo que nos causa el síndrome postvacacional.

El síndrome postvacacional solo afecta al 30% de los trabajadores según informes de los departamentos de recursos humanos y esta sensación de dificultad que se tiene al volver al trabajo la padecen más las mujeres que los hombres.

Sentirse sin ganas de nada, irritables, desorganizados, con falta de energía, tristes, son algunos de esos síntomas y puede durar entre 10 y 12 días.

Volver a la rutina no tiene porque ser una tortura, aquí te mostramos 7 pautas para aliviar los síntomas del síndrome postvacacional.

1. Todavía es verano

Hasta el 21 de septiembre concretamente es verano. ¿Por qué renunciar ya a playa, pasear por la montaña, terracitas y tomar helado?

¡Sigue disfrutando! Puede que para algunos las vacaciones hayan acabado, pero aún se pueden hacer muchas cosas. No dejes de hacerlas solo porque ya no haya vacaciones laborales, los días aún son muy largos.

Alargar la estación te ayudará a sobrellevar el síndrome postvacacional y te mantendrá feliz.

2. No te enganches a la sensación negativa

No a todo el mundo le afecta por igual, ni tener un día de bajón significa que lo estés padeciendo.

A menudo nos mimetizamos con el estado anímico de los demás, las emociones son muy contagiosas.

Por lo tanto cuando parezca que estás enganchándote a esa sensación porque todo el mundo en la oficina está hablando de lo mismo, pregúntate si realmente te está sucediendo a ti.

3. Acepta 

Piénsalo, el simple hecho de haber cambiado el ritmo biológico en horarios, alimentación… hace que nuestro organismo necesite volver a reestructurarse a nuestros hábitos de siempre.

Es entonces el momento perfecto para incorporar hábitos saludables como dejar el café, si es que en vacaciones has necesitado tomar menos o iniciar hacer ejercicio.

sindrome postvacacional

4. Adelántate los días anteriores al horario laboral

Es incluso hasta un buen momento para mejorar hábitos de descanso. Reconozcámoslo una vez sumergidos en la vorágine de rutinas, exigencias etc. Será más complicado mantener un óptimo horario de descanso.

5. Proyéctate en tus próximas vacaciones

Escoge destino, fechas y divide los meses para ahorrar. Ilusiónate buscando imágenes de donde querrás ir y mejorando aspectos aprendidos en este último viaje.

Si tienes Pinterest crea un tablero vacaciones 2017 y ves recopilando imágenes del lugar que querrás disfrutar.

6. Agradece

Agradecer lo que tenemos es un requisito imprescindible para ser felices que muy a menudo olvidamos. Nos quejamos por volver al trabajo cuando hay muchas personas que darían lo que fuera por volver a un puesto laboral.

7. Ten objetivos

El mes de septiembre es un excelente momento para finalizar el cuatrimestre del año enfocándote en nuevos proyectos, aprender algo, o generar un cambio en tu vida.

Para eso el coaching con PNL es una gran herramienta que te puede aportar autoconocimiento, nuevas estrategias de enfoque en tu vida ayudándote a salir de tu zona de confort de una manera gestionada.

No es casual que septiembre junto a diciembre/enero se conviertan en uno de los momentos de cambio personal donde cada vez hay más demanda de servicios de coaching con PNL.

Si estás planteándote adquirir más motivación, conocerte mejor para potenciarte, si quieres aprender cómo lograr las cosas que te propongas y además quieres disfrutar haciéndolo no lo dudes y solicita una entrevista informativa sin ningún compromiso sobre coaching presencial en Barcelona o coaching por Skype estés donde estés. ¡Contacta conmigo aquí!