Generar Cambios

Conoce una manera fácil, eficaz y divertida de hacer cambios a través de este ejercicio de la técnica de los 21 días. Descubre que cambios puedes lograr “haciendo un click” en tus hábitos nocivos e interiorizando otros nuevos que sean más positivos para ti y en consecuencia para tu entorno.

Somos conscientes de que a menudo hay cosas que nos gustaría cambiar de nosotros mismos. Conductas que muchas veces no nos son nada útiles, que más bien nos perjudican en nuestro día a día. Este tipo de conductas muchas veces se convierten en hábitos nocivos a fuerza de repetición y nos restan mucha energía. Por no hablar de lo frustrados que nos sentimos cuando algo que hemos decidido cambiar vuelve a repetirse una y otra vez.

A veces empezamos un lunes, o un primero de mes, o el tan conocido año nuevo, con la intención de cambiar eso que tanto nos molesta.

Pero rápidamente nos cansamos y terminamos desistiendo. Si el cambio que queremos realizar es de conducta podemos llegar más lejos a nivel negativo, lapidando nuestras posibilidades con hábitos mentales del estilo “es que yo soy así” o “nunca cambiaré”

¿Y realmente se puede cambiar?

Sí!

Solo tienes que observar la cantidad de cambios que hacemos a lo largo de nuestra vida. Rutinas, hábitos, conductas que has aprendido en tu entorno familiar, en la escuela, etc. y que en cuanto entra alguien en tu vida (pareja, hijos, amigos, etc.) de repente ves otras formas de hacer, de vivir y modificas las tuyas.

Sí, se puede cambiar! De hecho, es fantástico poder cambiar a lo largo de tu vida.

¿Qué mejor que vivir varias vidas en una vida? ¿Qué mejor que vivir de distintas formas? O mejor aún, vivir como quieres, como sueñas vivir.

Cambiar te aporta más recursos a través de la flexibilidad, te da más capacidad de adaptación. Si sabes hacer más cosas y de formas distintas tendrás más creatividad y generarás opciones, y ya lo decía Darwin: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”.

Entonces por qué aferrarse a hacer las cosas como siempre, como las hemos aprendido en un momento de nuestra vida, en el que seguramente nos fueron útiles, pero ahora no.

Generar cambios

Una manera fácil, eficaz y divertida es a través de la técnica de los 21 días, que tiene este nombre porque se ha estudiado que 3 semana es lo que necesita nuestro inconsciente para “hacer un click” e interiorizar ese hábito nuevo.

Quiere decir que si durante 21 días seguidos realizamos con dedicación la misma acción, repetimos y repetimos, al final lo que en un principio hacemos “de manera forzada”, “no natural”, después saldrá espontáneamente.

Aquí os mostramos a través de esta presentación el ejercicio de los 21 días sin quejas que os puede servir de modelo para cambiar otro tipo de hábito dañino.

Os recomiendo que al menos lo intentéis, puede ser con cualquier otro tipo de pulsera, incluso con cualquier otro símbolo que os sea práctico.

Will Bown en su libro “Un mundo sin Quejas” propone “El reto de los 21 días” con el propósito de ayudar a eliminar cualquier rastro de queja o lamento y sus nocivas consecuencias para el individuo.

Lo encontraras aquí: http://bit.ly/L9VZlk


Sesiones Coaching con PNL

¡Pasa a la acción y empieza a generar cambios positivos en tu vida con las Sesiones de Coaching PNL!