El mindfulness puede definirse como un tipo de filosofía de vida en la que la meditación cobra una gran importancia. En realidad, es más bien un conjunto de prácticas que combina atención, aceptación, conciencia, curiosidad, focalización corporal, tener una actitud libre de juicios, concentrarse en lo que está pasando en el momento presente, aquí y ahora.

Estas prácticas tienen aplicaciones en cualquier ámbito personal de nuestra vida y también en las empresas para mejorar la capacidad de gestión del estrés.

Una definición más precisa es la de un mecanismo que nos permite concentrarnos en el presente; esto parece fácil, pero realmente no lo es, salvo que lo aprendas y practiques. Nos permite desarrollar la capacidad de tener conciencia del mundo que nos rodea con los 5 sentidos.

Para conocer mejor su funcionamiento, conviene tener en cuenta que existen dos grandes tipos de mindfulness: Mindfulness Formal e Informal. En las siguientes líneas me encargo de describirte a grandes rasgos las diferencias:

¿Qué es el Mindfulness formal?

Las prácticas formales o programas de MBRS están basados en el Programa del Dr. Jon Kabat-Zinn del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts

Y se trata de un programa protocolizado de 8 semanas de entrenamiento en atención plena y mindfulness.

Para una vez finalizado el programa saber aplicar la atención plena en nuestra vida, eso sí se realiza estableciendo un tiempo fijo para realizarla.

Las prácticas del mindfulness formal son muy similares a la meditación.

Poniéndote un ejemplo para entenderlo mejor la meditación: comprende el hecho de sentarse en un cojín y empezar a sentir, controlar la respiración durante algún tiempo (de entre 15 y 20 minutos) acallar la menta y dejar que nuestros problemas se desvanezcan, por lo menos, durante un rato. También resulta muy práctico para escuchar el silencio, algo que raramente hacemos, teniendo en cuenta a la gran serie de ruidos a los que normalmente estamos sometidos.

Es interesante introducir algunas de estas prácticas en nuestra vida y mantenerlas fijas en el tiempo.

¿Qué es el Mindfulness informal?

El mindfulness informal es la actividad más práctica y funcional para aprender todo lo relacionado con dicha disciplina. Nos permite tener presente el momento que estamos viviendo, de manera sencilla, pero efectiva, en cualquier caso.

Nos ayuda a desarrollar un enfoque más realista sobre la vida, y tan sólo necesitaremos dedicar unos pocos segundos cada día para poder desarrollarlo. Simplemente tendremos que parar y prestar atención a lo que hacemos, a las sensaciones que estamos experimentando en ese momento de nuestras vidas.

Un buen momento en el que podemos ponernos a probar con el mindfulness informal es en la ducha (sobre todo si nos duchamos por la mañana, antes de ir al trabajo). Durante esta acción puedes prestar atención a varias cosas que seguro pasas por alto en tu día a día: puedes intentar oir el sonido del agua, sentir la temperatura del líquido recorriendo tu piel, la suavidad con la que reacciona cuando empieza a mojarte, como huele el champú, como trazas movimientos con el gel por el cuerpo, la textura de la toalla al secarte.

Aquí también podemos hablar de lo que se conoce como momentos mindfulness, y comprende realizar ciertas acciones cuando ocurren cosas comunes o viviendo nuestro día a día más cotidiano. Podemos probar a crear uno de estos momentos en cuanto suene el teléfono. Tan sólo necesitamos parar un momento, respirar un par de veces, ser conscientes de que estamos ahí y de que vamos a estar con la persona que nos llama y finalmente pulsar el botón para recoger la llamada.

Podemos aprovechar cuando escuchamos música para cerrar los ojos y descubrir qué sentimos en diferentes partes de la canción, intentar escuchar el entorno mucho más allá del sonido musical, cómo reaccionan el resto de nuestros sentidos…

En definitiva, esto es lo principal que comprende el mindfulness informal.

En conclusión, tu cuerpo y tu mente, tu salud y bienestar, se merecen lo mejor… ¡y lo mejor de todo es que tienes la capacidad de darle lo mejor! A través de las prácticas formales e informales de mindfulness podrás aprender a crear una nueva relación con tu espacio y con la vida que llevas, y te servirá para entender que tu vida está ocurriendo ahora, que no está pasando ni en el “ayer” ni en el “mañana”. Que todo lo que importa es el presente y lo que hagas con él.

¿Te ha gustado el artículo sobre el Mindfulness Formal y el Mindfulness Informal? ¡Coméntame tu opinión más abajo y no te olvides de seguirme en Instagram y Facebook!