CONSTRUYE TU AMOR PROPIO, ENCUENTRO EN LIBRERÍA TÉ QUIERO, BARCELONA
  • 0 productos

  • La Autoestima

     

    Autoestima. Todos conocemos esta palabra pero muchos no sabemos cuál es realmente su significado verdadero. No es raro que escuchemos cosas tipo: «Tienes que subir tu autoestima, no puedes pensar así de ti misma!» o el típico «Tú lo vales, arriba esa autoestima!», incluso es posible que nosotros mismos las hayamos dicho en algún momento. Pero si unas frases de ánimo fueran suficiente para levantar nuestra autoestima, todos las tendríamos por las nubes.

    La realidad es que cada vez hay más y más personas con problemas de autoestima. Algunas ni siquiera son conscientes de ello y otras simplemente no saben por donde empezar a solucionar sus problemas de autoestima.

    ¿Pero Qué Es La Autoestima?

    Hay muchas definiciones de autoestima pero para hacerlo sencillo: la autoestima es cómo nos valoramos a nosotros mismos, nuestra valía, nuestro amor propio. La autoestima afecta a nuestra confianza en nosotros y en otros, a nuestras relaciones, a nuestro trabajo, prácticamente a todas las partes de nuestras vidas.

    Se empieza a formar en nuestros primeros años de vida gracias a la educación que vamos recibiendo de nuestros padres, profesores, (figuras de autoridad) y los cuáles nos van enseñando qué conductas son correctas y qué conductas no lo son.

    Entre la educación recibida en casa, las relaciones con los demás, la personalidad de cada persona y las variables situacionales que vivimos, poco a poco se va configurando nuestra autoestima.

    ¿Cómo sabemos si nuestra autoestima está baja?

    La baja autoestima es una condición debilitante que impide que las personas desarrollen todo su potencial.

    Algunas señales que nos podrían indicar que nuestra autoestima no está pasando un bueno momento son:

    • Visión negativa de la vida.
    • Actitud perfeccionista.
    • Desconfiar de otros, incluso de aquellos que nos quieren.
    • Miedo a tomar riesgos,  resistencia a los cambios.
    • Sentir que nadie nos quiere o que somos indignos de ese amor.
    • Dependencia, dejar que otros tomen las decisiones.
    • Miedo al ridículo.

    Estos sólo son algunos puntos que podrían indicar que tenemos una autoestima baja. Existen muchos más, dado que cada persona es diferente, o a veces simplemente existe un factor muy marcado.

    Mi Autoestima Es Baja, ¿Qué Hago?

    Es algo curioso que siempre que hablamos de la autoestima es en negativo, normalmente porque está baja. Es muy raro que se comente que alguien tiene una autoestima alta si no es con tono irónico.

    La verdad es que todas las personas tenemos problemas de autoestima a lo largo de nuestras vidas, especialmente cuando somos adolescentes. Lo bueno de todo esto, es que la percepción de nosotros mismos va cambiando a lo largo de los años, al igual que nuestra imagen. Por eso podemos decir que la autoestima no es algo inamovible, todo lo contrario. Con las herramientas adecuadas es relativamente sencillo mejorar la autoestima.

    Cuando nuestra autoestima está alta o positiva, nos da fuerza y flexibilidad para hacernos cargo de nuestras vidas y crecer a partir de nuestros errores, sin miedo al rechazo. Con la autoestima correcta sentiremos lo siguiente:

    • Confianza, en nosotros y en la vida.
    • Sentir que cuidamos de nosotros mismos.
    • La capacidad de decir NO.
    • La capacidad de confiar en los demás.
    • Una actitud independiente y cooperativa.
    • La capacidad de resolver problemas.
    • La capacidad de cometer errores y aprender de ellos.
    • Optimismo.

    Podríamos continuar enumerando más virtudes que consigues cuando tu autoestima es alta, pero hay tantas que se nos alargaría mucho el artículo 😉

    Un Primer Paso

    Para empezar a mejorar tu autoestima, lo primero es aprender a escucharte y después a hablar contigo [email protected], aprendiendo a cambiar tu lenguaje. Por ejemplo, la próxima vez que cometas un error, intenta lo siguiente:

    Baja autoestima: «He cometido un error muy tonto, no soy bueno ni valgo para este trabajo».

    Alta autoestima: «Sí, he cometido un error pero he aprendido de ello y ahora puedo hacer un trabajo mejor».

    Es un cambio sutil y al principio posiblemente vas a tener que forzarlo. Pero cuanto más practiques, los pensamientos reforzantes de la autoestima te vendrán a la cabeza de forma más natural.

    De todas formas, si crees que necesitas una ayuda adicional para revisar y mejorar tu autoestima, te animamos a que descubras las Sesiones de Coaching Emocional.  Tienes la opción de hacerlas online, o bien presencialmente en Barcelona, Castelldefels y Vilanova 🤍

     

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.