Sesión de Descubrimiento Gratuita en Enero
  • 0 productos
  • ¿Cómo Elegir Un Buen Coach?

    En España, el coaching se conoce tan solo desde hace unos 10-15 años, por lo tanto podríamos decir que en nuestro país, el coaching es una profesión emergente. Todavía es un servicio bastante desconocido alrededor del cual hay bastante desinformación y falsos mitos.

    Por ese motivo, una de las cosas que más reticencias genera la hora de animarse a hacer un Proceso de Coaching, es la duda sobre si estaremos escogiendo un buen profesional para nuestro crecimiento personal.

    Salvo que un conocido nos recomiende un coach — bien porque ha quedado contento con el resultado de las sesiones o porque lo ha visto por Redes Sociales — es difícil saber qué coach puede encajar mejor con nuestras necesidades.

    Entonces: ¿Cómo Elegir un Buen Coach?

    Si te encuentras en un momento en el que quieres buscar un profesional para trabajar tu crecimiento personal y emocional, los 5 puntos que encontrarás a continuación te ayudarán a escoger de forma acertada y a distinguir si estás frente un buen profesional del coaching o no

    1. Un Coach NO Aconseja.

    Un coach no debe dar consejos ni decir a su cliente cómo ha de vivir su vida. Si lo hace, es señal de que no está bien formado.

    A menudo, creemos que un coach es alguien que nos dirá cómo hacer las cosas para que nos vaya mejor en la vida. Francamente, eso puede hacerlo cualquiera, porque consejos tenemos todos 😉

    Un coach bien formado, no emite prejuicios, y no te da consejos desde la superioridad. Y por supuesto, tampoco es alguien que vaya a solucionar tus problemas por ti.

    Un coach profesional, con formación cualificada y con experiencia, trabaja a través de la Mayéutica. Es decir, que mediante preguntas acertadas, sabe despertar y extraer tus propios conocimientos, para que tu [email protected] te empoderes para resolver tus problemas y para desarrollar tu potencial.

    2. Un Coach Debe Tener Formación Cualificada

    No te cortes a la hora de solicitar la formación de un coach. Si no la menciona en su página web, solicítale sus titulaciones.

    También debes tener presente, que en cuanto a formación en coaching, no es lo mismo un curso de fin de semana, que una formación que dura años y que a su vez se imparte por profesionales cualificados.

    3. Un Coach Debe Tener Experiencia.

    Un buen coach tiene experiencia, tanto profesional como de vida.

    En cuanto a la profesional, no se trata solamente de los años que lleva en activo, sino de cuántos procesos ha realizado en ese periodo de tiempo. Esa es la verdadera experiencia. Obviamente, un coach que haya realizado procesos con 300/400 personas, tendrá mucha más experiencia en gestionar los bloqueos y resistencias de sus clientes que alguien que por ejemplo, tan solo haya trabajado con unos 20 clientes.

    En cuanto a la experiencia de vida, personalmente creo que la edad es un grado, ya que por lo general, son más años y por lo tanto, más experiencias vividas.

    4. Un Coach Debe Ser Congruente.

    Este punto es uno de los más interesantes.

    Es importante que un coach tenga un estilo de vida congruente con su profesión. Es decir, que no lleve un estilo de vida ni se comporte de forma opuesta a los ideales y valores que promueve.

    Aunque no todo lo que vemos en Redes Sociales siempre es verdad, echar un vistazo a los perfiles del coach que estamos pensando en contratar, nos debería dar una idea de si es una persona congruente o no.

    También es importante que el coach que escojas sea congruente con lo que TÚ quieres para tu vida. Que sea una persona que gestiona bien sus emociones, que viva con equilibrio y bienestar, y que lleve un estilo de vida saludable, es una garantía adicional.

    Si ves incongruencia entre su profesión y su vida, es una razón para desconfiar. Que predique con el ejemplo es mucho más importante de lo que pueda parecer.

    No es lo que decimos o pensamos lo que nos define, sino lo que hacemos.

    Jane Austen

    5. El Coach Que Elijas Debe Darte Buen Feeling

    Este último punto es casi el más especial. Porque por mucha titulación y mucha experiencia que tenga, si un coach no te proporciona buen feeling y te hace sentir a gusto y có[email protected], vuestra relación de coach-cliente no va a funcionar.

    Por eso es muy importante que te genere esa confianza y buen rollo. Ese feeling para que tú te sientas en un entorno de confianza, que te permita abrirte, reflexionar en voz alta y trabajar con las herramientas que mejor se adapten a ti. Si haces sesiones de Coaching en las que no sientas sintonía con tu coach, no disfrutarás de la bonita experiencia que es un proceso de coaching en las mejores condiciones 🙂

    Por último, no dudes en entrevistarte con varios coaches antes de escoger, pero tampoco te agobies. Si haces una primera sesión y no te convence, siempre puedes dejarlo y buscar a alguien que te convenza más.

    Espero que estos 5 puntos te hayan sido de ayuda. Si tienes cualquier otra duda, deja un comentario y te respondo 😉

    Si crees que el Coaching Emocional puede ser la solución para ti, durante el mes de enero te ofrezco la Sesión de Descubrimiento Gratis.

    Rellena el formulario y me pondré en contacto contigo para agendar tu Sesión de Descubrimiento gratuita.

    Deja una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.