entrarestadopositivo

Hagamos lo que hagamos y por muy bien que nos sintamos no podremos evitar tener problemas de vez en cuando. Los problemas (aprendizaje) son simplemente parte de la vida y parte de todo lo que vale la pena hacer. Si dejamos que los problemas se hagan dueños de nuestro estado anímico será menos fácil encontrar soluciones eficaces. Así que lo importante es mantenernos enfocados en las soluciones, e incluso en mucho casos veremos como las cosas evolucionan y se van resolviendo.

Una estrategia de pensamiento que yo utilizo desde hace varios años es hacerme la siguiente pregunta cuando me encuentro ante un problema (muchas veces meros contratiempos): ¿Estoy ante un problema o ante una catástrofe?

Una catástrofe es algo irreversible, algo realmente catastrófico para mi sería, que las personas que quiero o yo misma sufriéramos daño grave, que hubiera una destrucción masiva, una guerra,…etc   todo lo demás, todo contratiempo es una alerta.

Y como alerta, es una señal, tienes que verlo como un foco que enfoca que has de mejorar, en que has de prestar más atención, de que has de aprender. Un foco que te da pistas de cómo hacerlo mejor la próxima vez, que te enseña muchas cosas que el éxito, el triunfo y el acierto no te enseña. Verlo así te hará tener una perspectiva más abierta y flexible y podrás mantener el foco en las soluciónes.

A menudo podemos vernos envueltos en un estado de colapso, con preocupaciones que ni siquiera son reales, pensamientos negativos redundantes y una serie de estados improductivos que no nos aportan nada positivo y que además nos bloquean y no nos dejan acceder a las soluciones y a los recursos internos con los que contamos cada uno de nosotros. Nuestro día a día está cargado de situaciones negativas, de agresiones y gestos hostiles que pueden torcer un genial estado de ánimo. Y dejar que eso suceda es estar completamente en manos de los acontecimientos que no controlamos. Por eso una estrategia para reestructurar nuestro estado anímico cuando se desequilibra ante los contratiempos y problemas es tratar al menos que cuando nos encontramos en un estado de desánimo, mal humor y enfado, etc., podamos salir lo antes posible. Y acceder a un estado más útil y beneficioso para nosotros y nuestra bienestar emocional.

1- Lleva un objeto que te haga sonreír. Comprar una nariz de payaso y tenerla a mano puede hacer que en un momento de enfado o agobio con solo verla te cambie el estado anímico. Se trata de visualizar algo que asocias a la risa, a la diversión, y eso te puede ayudar a relativizar lo que te está pasando en ese momento y sacarte del estado negativo. Para los momentos en que te puedas sentir bloqueado ponértela y verte frente a un espejo puede hacer que sueltes una buena carcajada. Y el humor es oxigeno e higiene mental.

2- Visualizar imágenes positivas. Si te encuentras en un momento bajo y te encuentras frente al ordenador, busca en internet cualquier página de banco de imágenes. Pon una palabra en Google Images que te sugiera algo positivo, como alegría o sonrisa, y visualiza las imágenes que aparecen. Verás como al contemplar unas cuantas imágenes positivas te sientes algo mejor. Si hay algunas que te gustan especialmente guárdarlas y llévalas en el móvil para ir cambiando el salvapantallas. Cada vez que veas el móvil tendrás buena sensación.

3- Muévete. Es cuestión de apartar el pensamiento y ocuparte de la fisiología. Echa los hombros para atrás al caminar, mira al frente, e incluso alza más la vista, mira hacia arriba, ¿qué hay en los balcones? Sonríe. ¿Cómo vive la gente? Deja de mirar al suelo, ¿cómo está el cielo? ¡Disfruta de la primavera! Es muy difícil llevar los hombros atrás, mantener la cabeza alta y una actitud positiva al caminar, y sentirte desanimado. Moverte te hará conectar con el aquí y el ahora, y te sacará de ese estado negativo.

Si empezamos el día con buen pie, con la mejor de las intenciones, y nos encontramos con algún contratiempo que nos cambia repentinamente el estado de ánimo y nos deja con ese malestar durante horas o días, aprendamos a relativizar. Aprendamos a buscar cómo romper con ese estado. La vida sigue, y puesto que está llena de problemas y contratiempos requiere de nosotros la mejor de las actitudes. Entre otras cosas, porque para pasarlo mal ya hay tiempo. Para aquellos problemas que, al analizarlos en frío, comprendemos que son puramente contratiempos, para romper con “el vicio” de ver problemas donde hay alertas. Busquemos romper con el desánimo, la desidia y el mal humor, que no aportan sino más de lo mismo.

La vida sigue, y está llena de problemas , recuerda, solo son alertas, no catástrofes, así que ¡a por ellos!

Susana P.: Tu manera de relativizar los problemas y el sentido de humor que le pones al día a día me encanta!! Te quiero primita.

Paloma: Desde que te conozco ya no se ir por la vida sin una nariz de payaso en el bolso, gracias por enseñarme algo tan auténtico.


Sesiones Coaching con PNL

¡Pasa a la acción y empieza a generar cambios positivos en tu vida con las Sesiones de Coaching PNL!