Si algo bueno podemos extraer de la pandemia del 2020 es el gran interés de muchas personas de mejorar aspectos de su vida y su autocuidado emocional. Entre todas las disciplinas, metodologías y/o filosofías de vida que nos fortalecen y aportan recursos se encuentran la PNL y el estoicismo y en este artículo no solo voy a hablarte del estoicismo y la programación neurolingüística sino, y esto es lo más interesante, sobre qué relación y semejanzas tienen entre ellas.

Lo primero y en orden cronológico vamos a conocer qué es el estoicismo.

¿Qué es el estoicismo?

El estoicismo es una escuela filosófica cuyo origen se remonta a la Grecia clásica, fundada por Zenón de Citio en el 301 a.C., hace más de 2000 años. Zenón era un comerciante, se cree que fenicio, que en uno de sus viajes sufrió un naufragio y perdió todas sus posesiones materiales. A causa de este suceso tuvo que abandonar su antigua vida y empezar de cero, pero en un gran ejemplo de resiliencia, se convirtió en discípulo del filósofo Crates, y con el tiempo fundó su propia escuela.

El nombre de la escuela, estocismo, se deriva del lugar en el que Zenón solía enseñar a sus discípulos, la Stoa Poikilè (pórtico pintado).

Se trata de una filosofía eminentemente práctica, más orientada a guiarnos en nuestro día a día y brindarnos una filosofía de vida que a estudiar complicados conceptos teóricos. Su objetivo es ayudarnos a vivir una buena vida, entendiendo esto como una vida que merezca la pena ser vivida. Los estoicos solían inspirarse en la figura de Hércules, el famoso héroe, y así Epicteto nos ilustra para entender el concepto de una buena vida: 

“¿Qué hubiera sido de Hercules sin el león, la hidra, el jabalí y el resto de peligros? ¿Qué hubiera hecho en ausencia de esos desafíos? Simplemente se hubiera dado la vuelta en la cama para seguir durmiendo. Y al pasar la vida entre lujo y comodidad nunca se habría convertido en el poderoso Hércules.”

Esta buena vida se alcanza mediante la práctica de las cuatro virtudes estoicas:

  • Sabiduría práctica: nos permite tomar las decisiones más adecuadas en cada momento, y decidir si nuestras impresiones sobre los sucesos que ocurren son juicios correctos o prejuicios equivocados.
  • Disciplina o templanza: nos permite llevar a cabo las decisiones tomadas mediante la sabiduría, sin dejar la tentación del placer o la pereza nos aparte de nuestro camino.
  • Valentía o coraje: nos permite seguir nuestras convicciones y comportarnos virtuosamente a pesar de que ello nos cause problemas, sin miedo a las consecuencias de nuestros actos, pues son virtuosos.
  • Justicia o ética social: los estoicos consideran que el ser humano es un ser social, y que todo su comportamiento debe ir orientado a mejorar la situación de la comunidad. Por ello la justicia nos ayuda a comportarnos con los demás de la manera adecuada, beneficiando al conjunto de la sociedad.

“El hombre no está preocupado tanto por problemas reales como por sus ansiedades imaginadas sobre los problemas reales.” Epicteto

Además de las cuatro virtudes estoicas, otro concepto central en el estoicismo es la denominada dicotomía de control: según los estoicos, todo se puede dividir en dos categorías:

  • Lo que está fuera de nuestro control: es todo aquello sobre lo que no tenemos ningún control, o sólo tenemos un control parcial. Por ejemplo, no tenemos ningún control sobre si nuestros padres son ricos o pobres. Que llueva o haga sol. Y pese a que podemos decidir hacer ejercicio y comer de manera saludable, no podemos controlar si vamos a tener una enfermedad o vamos a estar sanos.
  • Lo que está totalmente bajo nuestro control: es todo aquello sobre lo que nosotros tenemos la capacidad de decidir y actuar según nuestra voluntad, por ejemplo, si leemos libros o vemos la tele, si hacemos ejercicio o no, disfrutar también de los días lluviosos, o aceptarlos, etc.

Mediante la dicotomía del control nos centraremos en conseguir el mejor resultado sobre las cosas que están bajo nuestro control, y no permitiremos que las cosas que no están bajo nuestro control nos preocupen, drenen nuestra energía o causen daño, puesto que no tenemos control sobre ellas.

Curso de RESILIENCIA por Skype

En resumen, practicando las virtudes estoicas y la dicotomía del control, además de otras herramientas y técnicas que no podemos explicar aquí por no extendernos demasiado, podremos vivir una buena vida, una vida plena, que haya sido provechosa para la comunidad, y muy probablemente, razonablemente feliz. Si te interesa conocer más a fondo otras técnicas y herramientas estoicas indícalo en los comentarios y añadiremos más información.

App gratuita para Android con citas Estoicas

¿Qué es la PNL?

La Programación Neurolíngüística es una metodología de mejora personal que surge en los años 70s. Los co-creadores son John Grinder y Richard Bandler que por entonces estudiaban en la universidad de California.

Grinder era lingüista y Bandler informático y crearon un modelo de cómo funciona la mente humana. Codificaron la diferencia de la diferencia de 3 magos de la terapia verbal de esa época.

Modelaron a 3 excelentes terapeutas: Virginia Satir Terapia sistémica, Fritz Perls Terapia Gestalt, Milton Ericskson  Hipnosis.

La palabra programación neurolingüística hace referencia a la relación de nuestros procesos neurológicos, nuestro lenguaje y cómo se programan en nuestro inconsciente.

La PNL estudia los modelos de éxito de comunicación y actuación y la forma en que podemos programar nuestros propios pensamientos y comportamientos.

Es también un modelo de comunicación interpersonal que se ocupa de la relación entre los comportamientos exitosos y las experiencias subjetivas en especial, modelos de pensamiento.

Es la práctica de estudiar, cómo las personas organizan sus pensamientos, lenguaje, emociones y comportamientos para alcanzar resultados.

La programación neurolingüística (PNL) se ocupa de la influencia del lenguaje sobre nuestra programación mental y de los patrones lingüísticos que empleamos. 

La excelencia personal se alcanza mediante la práctica de estos cuatro pilares:

  • Resultados: Hacia lo que quieres.
  • Agudeza sensorial: Observar el mundo con todos los sentidos.
  • Flexibilidad en el comportamiento: Cambiar los pensamientos y actuaciones.
  • Empatía-Rapport (sincronización): Construir buena relación contigo mismo y con los demás. 

¿Para qué? Beneficios de la PNL

  • Cambiar patrones de pensamiento y de conducta que no nos benefician.
  • Mejorar la comunicación.
  • Acceder a estados de recursos cuando los necesitemos.
  • Ampliar la motivación y el logro de objetivos.
  • Aumentar la autoestima.

Tanto el estoicismo como la PNL trabajan y buscan la toma de conciencia de como percibimos la realidad, como pensamos, como nos comportamos (nuestros patrones), buscando ambas, estrategias más útiles para vivir con mayor bienestar, y ser más felices.

Estamos deseando escribir y compartir un siguiente articulo con las semejanzas de la PNL con el Estoicismo ¿Te parece interesante? ¡Coméntanos tu opinión más abajo y sigue la cuenta de Instagram donde encontrarás muchas herramientas de PNL, Estoicismo y crecimiento personal