Sesión de Descubrimiento Gratuita en Enero
  • 0 productos
  • ¿Actor o Espectador? Generando Opciones.

    Tras perder el trabajo, la pareja, o ante cualquier imprevisto en la vida es aconsejable que estemos atentos a las nuevas oportunidades, lejos de regodearnos y quedarnos atrapados en la negatividad de la pérdida.

    Será mucho más productivo para nosotros aceptar que la vida está llena de problemas y que tratar de evitarlos es básicamente imposible. La propia vida es un compendio de problemas y oportunidades. Las piedras del camino van a estar en el camino, así que vamos a entrenarnos para rodear las piedras, saltar sobre ellas y saber cómo convertir esos problemas en oportunidades para aprender y salir más reforzados y potenciados.

    No es necesario sufrir una perdida para iniciar un cambio vital en nuestra vida. Así que este artículo va también dirigido a personas que aunque actualmente no estén atravesando una situación de cambio, pérdida de trabajo, ruptura sentimental… decidan a partir de ahora entrenarse en generar opciones para tener los máximos recursos antes los problemas de la vida.

    Por que… ¿Cuál es uno de los mayores miedos que tenemos las personas? Probablemente la falta de recursos ante situaciones negativas de la vida e incluso ante situaciones nuevas.

    Por eso pasamos mucho tiempo tratando de mantenernos en nuestra zona de confort evitando tener cualquier problema, evitando cualquier contratiempo, incluso desaprovechando experiencias nuevas qué sin duda van a aportarnos mucho conocimiento.

    Para que nuestra manera de vivir no sea una constante limitación y una preocupación vamos a hacer de ello una ocupación aprendiendo a generar opciones.

    Si la única herramienta que tienes es un martillo, cada problema que te encuentres creerás que es un clavo.

    Por lo tanto vamos a llenar nuestra caja de herramientas todo cuanto podamos.

    Un par de ejercicios para aumentar la flexibilidad y la creatividad a la hora de reaccionar ante las circunstancias de la vida son los siguientes:

    1. No dejes de hacer al menos una vez al día algo que te resulte incómodo. Por ejemplo, llamar por teléfono a alguien con quien hace tiempo que no tienes contacto. (Si no puedes una vez al día al menos una vez a la semana). Así, poco a poco, nos será más fácil ir saliendo de nuestra zona de confort. Estaremos más cómodos desenvolviéndonos en situaciones nuevas e inesperadas.

    2. Identifica e interrumpe patrones antiguos de comportamiento para sustituirlos por unos nuevos a experimentar. Se trata de encontrar nuevas alternativas de acciones exitosas y ensayarlas en situaciones de bajo riesgo, además de ir saliendo de la inercia cotidiana ya que si no se hacen cosas nuevas, difícilmente cambiarán las cosas.

    Sentir que en nuestro interior tenemos muchos recursos desconocidos y que tenemos habilidades personales a potenciar, nos aporta un aumento importante de autoestima que traerá a nuestra vida más recursos y más autosuficiencia.

    Preguntémonos: ¿Cómo queremos vivir nuestra vida, como actores o como espectadores?


    Si crees que el Coaching Emocional puede ser la solución para ti, durante el mes de enero te ofrezco la Sesión de Descubrimiento Gratis.

    Rellena el formulario y me pondré en contacto contigo para agendar tu Sesión de Descubrimiento gratuita.

    Deja una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.