Jantelagen es un concepto que se usa para referirse al bien común, la perseveración y la humildad social ante la individual y la vanidad.

También conocida como La Ley de Dante, hace referencia a una ley que fue inventada por el autor Aksel Sandemose, y que podemos descubrir mucho mejor en la novela En flygtning krydser sit spor que se traduce a nuestro idioma como “Un refugiado sobre sus límites”, publicada en el año 1933. En ella, el refugiado habla sobre la ciudad de Jante, en un relato orientados a principios del siglo XX que explicaba la forma de ser de los escandinavos.

De esta obra se extraen 10 leyes, una especie de código de comportamiento que ha conseguido traspasar las barreras entre sociedades y que están internalizados en la gran mayoría de las personas.

Conoce los 10 mandamientos del Jantelagen

Los escandinavos suelen declarar que Jantelagen son unos mandamientos tan solo para las personas de la provincia, aunque lo cierto es que existen en cualquier ciudad y afecta a todos a la hora de tomar diferentes decisiones: por ejemplo, a la hora de elegir el coche que nos podamos llegar a comprar, la prenda con la que nos vamos a vestir o hasta la forma de comportarnos.

Sin más preámbulos, te detallo los 10 mandamientos de la Ley de Dante:

  1. No pienses que eres algo especial.
  2. No deberías pensar que eres tan bueno como nosotros.
  3. No deberías pensar que tienes más inteligencia que nosotros.
  4. No te debes imaginar que eres mejor que nosotros.
  5. No debes pensar que sabes más que nosotros.
  6. No deberías pensar que tienes más importancia que nosotros.
  7. No pienses que eres bueno en algo.
  8. No debes reírte de nosotros.
  9. No tendrías que pensar que le importas a otra persona.
  10. No pienses que puedes enseñarnos alguna cosa.

Pongamos por ejemplo una norma no escrita que encontramos dentro de la sociedad británica: en la misma se establecen distinciones de clase por las que puedes hacer muchas cosas si eres rico, o si tus antepasados fueron importantes. En cambio, lo que establece la Ley de Dante es que no puedes hacerlo porque somos muchos y somos todos los que decidimos las reglas del juego, y no solo tú mismo.

El origen del Jantelagen

Con tan solo leer los mandamientos anteriores, la inmensa mayoría de nosotros pensaría que han salido directamente de alguna religión o de la filosofía. Sin embargo, deben su nacimiento a la obra de Un refugiado sobre sus límites del escritor danés-noruego Aksel Sandemose. En realidad, esta obra fue lanzada como una sátira que habla sobre la vida en Jante -> Y no, no busques esta ciudad, ya que no existe, aunque si bien es cierto que se basa en una ciudad en la que el autor trabajó como maestro, Nykøbing.

Según palabras del propio autor, él pensó en la realidad que había allí, en la mentalidad de las personas, y todo esto hizo que se materializase la Ley de Dante o Jantelagen, que se terminase convirtiendo en una realidad.

Esta novela nos propone un curioso planteamiento en la que todo lo que hace una persona que esté fuera de lo común, que sea ambicioso o no conformista, tendrá un determinado castigo y será mirado por los demás con desprecio.

Críticas hacia la obra

No obstante, no todos están de acuerdo con esta obra, y mucho menos con los mandamientos. De hecho, en las últimas décadas se ha desatado una tendencia que rechaza Jantelagen.

Algunos encuentran estos mandamientos como opresivos y muy limitantes. En Noruega, incluso, se ha creado una tumba en la que “yace” la Ley de Jante, como un símbolo que intenta indicar que Jantelagen ha muerto.

En cualquier caso, creamos o no en las leyes, es innegable que son para reflexionar. Algunos piensan que las ideas están demasiado internalizadas, mientras que otros piensan que siempre están ahí, y que se puede aprender mucho sobre las mismas.

Es posible que, eligiendo tan sólo algunas de esas reglas, pudiéramos hacer una sociedad mucho mejor que la que tenemos ahora mismo.

¿Te ha gustado el artículo sobre Jantelagen? ¡Coméntame tu opinión más abajo y no te olvides de seguirme en Instagram y Facebook! Si estás [email protected] en desarrollo personal, no dudes en preguntar sobre el Coaching con PNL.