Hay personas tóxicas en cualquier parte y si, seguro que tu también te has encontrado con alguna, o hasta tienes a alguien así en tu círculo de amistades.

¿Pero a qué nos referimos con una persona tóxica? Vamos a profundizar más analizando algunas señales de advertencias que delatan a una persona tóxica:

Señales que identifican a una persona tóxica

Quieren tener siempre la razón

No solo lo quieren, si no que creen que la tienen. Dará igual del tema que se esté tratando, una persona tóxica querrá saber más que nadie y no dejará que los demás puedan dar sus opiniones.

Suelen estar en contra de todo y, aunque podemos buscar un debate, no tendrá sentido: con ellos nunca se puede ganar una discusión.

Escuchan muy poco y hablan sin dejar hablar

Una persona tóxica también tiene un cierto egocentrismo. Suelen acaparar la conversación, convirtiéndose en el protagonista principal de la misma.

Si prestamos atención, en el trasfondo de todo, notaremos que estamos hablando de una persona un tanto insegura.

Son personas muy dramáticas

Exagerarán sus problemas al máximo y parece que hasta atraen las situaciones conflictivas. Incluso hasta parece que necesitan eso conflictos o episodios caóticos para poder expresar su drama.

Parece ser que es como si rehuyeran de una vida tranquila y quisieran complicarse la vida en todo momento.

Pecan de exceso de ansiedad

Una persona tóxica también suele ser bastante ansiosa. Estará ansiosa por conocer lo que opinan los demás sobre ella, por encontrar a alguien para no estar sola, para comenzar una relación de pareja, para encontrar la forma de ser reconocidos por encima de los demás, etc.

Es cierto que todos somos ansiosos en muchos momentos de nuestras vidas, pero las personas tóxicas suelen serlo a un nivel mucho más elevado.

Son mentirosos

En este punto hay que tener cuidado, ya que una persona mentirosa no tiene porqué ser necesariamente tóxica. Lo cierto es que todos hemos dicho alguna que otra mentira de vez en cuando… pero la cosa cambia cuando esa persona oculta información, la tergiversa, y no para de mentir en todo momento.

La razón más habitual de crear esas mentiras es ocultar algunos aspectos de su personalidad.

Son expertos en evadir contestar preguntas

Si se nos ocurre hacerles una pregunta directa, contestarán siempre con evasivas, con mensajes incompletos o se contradecirán entre ellos mismos.

Su propia mente habrá creado un patrón para estar preparados a la hora de contestar a la pregunta. Si tenemos la intuición de que nos esconden algo, es muy probable que sea cierto.

Son sarcásticos

Otro de los rasgos que identifican a una persona tóxica es el sarcasmo (que es la ironía llevada al extremo). Si lanzan continuamente comentarios despectivos y sarcásticos, en realidad están demostrando una falta de empatía hacia su entorno, otra señal inequívoca de que estamos frente a personas tóxicas.

Son agradables con los demás… solo cuando les interesa

Las personas tóxicas pueden ser agradables cuando intentan sacar algo de provecho de los demás. Son buenos imitadores, teniendo la capacidad de analizar cómo las personas amables tratan a los demás para luego copiar patrones.

No obstante, tienen un comportamiento insensible hacia los demás. Esto se incrementa todavía más en el caso de que estemos hablando de personas que el individuo tóxico considere que no está a su nivel (como pueden ser los empleados de una empresa).

Culpa de todo a los demás a las circunstancias

Culpan a su entorno de todo lo que les ocurre: de que sus padres no les quisieron lo suficiente, de que sus amigos son horribles, de si el gobierno les complica la vida. Esto demuestra que no tienen capacidad de responsabilizarse de sus propios actos y errores.

Les encanta extender rumores

Viven de los chismes y los rumores, y los usan para perjudicar a los demás. También los emplean para sobresalir por encima de otras personas.

Son manipuladores

Siempre tienen una estrategia preparada para controlar a los demás. Si notas que una persona te presiona para hacer o decir algo, es posible que estés ante un individuo tóxico.

Aunque veamos ciertos signos en personas de nuestro círculo cercano, tanto amigos como familiares, hay que analizar muy bien el por qué de este comportamiento y en especial saber cómo tratar con ellos. En este artículo encontrarás unos tips para saber cómo tratarlas con inteligencia emocional.

Además en las sesiones de coaching con PNL trabajamos de manare personalizada con técnicas y herramientas para que tengas una comunicación  más asertiva y aprendas a poner límites de una manera adecuada para ti y tu entorno.

¿Te ha gustado el artículo sobre personas tóxicas? ¡Coméntame tu opinión más abajo y no te olvides de seguirme en Instagram y Facebook! Si estás [email protected] en desarrollo personal, no dudes en preguntar sobre el Coaching con PNL.