Vamos a hablar de los drenantes de energía.

Para comenzar, sería muy interesante conocer acerca de los hábitos de higiene del sueño y como es nuestro día a día para analizar cómo podríamos mejorar nuestra energía al comenzar el día.

Hay muchas cosas que se nos escapan porque son pequeños hábitos que no damos importancia como mirar las pantallas hasta tarde, dormir con horarios muy variables , comer demasiado antes de ir a dormir, entre otros.

Necesitamos tener una energía lo más limpia y adecuada posible para afrontar el día, nuestros retos , exigencias y disfrutar de cada momento.

Pero, vamos drenando esta energía, con esto nos referimos a que ésta no es infinita. La podríamos denominar como nuestro combustible, fuerza de voluntad; la cual es finita y por ello, quiero aportar 4 tips para que tomes conciencia de por dónde podrías estar drenando la energía; además, de algunas ideas para combatir los drenantes de energía.

DRENANTES DE ENERGÍA

1 Tentaciones

Cuando resistimos una tentación usamos mucha energía para ello.

Sin agobio, id anotando durante una semana cuantas veces sentís que resistís tentaciones. Esto os permitirá daros cuenta de por donde vuestra energía se está escurriendo sin apenas sentirlo.

Por ejemplo, si estáis siguiendo algún tipo de dieta, y tenéis la sensación de no cumplirla al dedillo y estás resistiendo tentaciones constantemente, tal vez es mejor que lleves una alimentación más saludable, cambiando alimentos muy procesados por alimentos más reales, de manera que vayamos reeducando nuestro paladar y así será un estilo de vida no un gran sacrificio del que estar siempre pendiente.

Con esto debemos entender , también, que a veces cuando abusamos de nuestra fuerza de voluntad estamos introduciendo estresores. Ya que todo a vez no es posible, no es humano!

La clave aquí es analizarse a uno mismo y darnos cuenta de nuestro nivel de estrés. Si es demasiado debemos deshacernos de algunos estresores para no drenar nuestra energía.

En definitiva, todo aquello que resulta una tentación y la resistes es un drenante de energía.

2 Toma de decisiones

La toma de decisiones drenan mucho la energía. Si conocemos el funcionamiento de la mente, nuestra mente necesita mucha glucosa para darnos esta energía y todo esto hace que la maquinaría del cerebro sea “precavido” con el derroche, no vaya a ser que necesite un extra de energía más adelante con algún problema o contratiempo.

Por eso es interesante abordar lo antes posible las decisiones que hemos de tomar, y no aplazarlas y aplazarlas como si haciendo eso desaparecieran de nuestras vidas.

3 Restringir emociones

Es muy importante ser conscientes de cómo gestionamos nuestras emociones. En mis cursos de Skype trabajamos esto con profundidad.

Curso por Skype Gestiona tus emociones

Existen emociones básicas y esenciales que vamos a sentir sí o sí. La inteligencia emocional no tiene nada que ver con el hecho de sentir o no esas emociones; sino de saber gestionarlas. Tenemos que sentirlas sin que los conflictos emocionales nos confundan.

Cuando reprimimos o acallamos emociones; o quizá las cubrimos con otras emociones diferentes, o se disparan exageradamente, es fundamental entonces tener una fuerte gestión emocional para que este hecho no sea otro aspecto drenante de tu vida.

3 Intervenciones

Por otro lado, también debemos vigilar cuando intervenimos o nos entrometemos en situaciones que no nos tocan. Si somos conscientes de que intervenir en una situación es un drenante de energía, será importante valorar si es necesario hacerlo o no.

Resumen de los 4 drenantes de energía: tentaciones, decisiones, emociones e intervenciones.

MÁS TIPS y SOLUCIONES.

Tentaciones: identificarlas ya que hay muchísimas ( alimentación, procrastinación, orden, organización…)

Una vez identificadas, debemos reducirlas. Las conocemos, identificamos y las acotamos poniéndolas fuera de nuestro alcance.Todo aquello que es una tentación no nos hace bien.

Decisiones: debemos aumentar nuestra productividad personal. Si tenéis que tomar una decisión de si o no, responded en 60 segundos. Sin miedo y siendo conscientes que siempre se renuncia a algo. En la elección de una cosa, dejas de escoger otra. Por lo tanto, aprendamos a renunciar sin miedo, ni culpa.

También podéis anotar decisiones en la primera hora del día que tenéis que llevar a cabo ese día o durante la semana.

Anotar esas decisiones y abordar primero las más difíciles, quitársela de encima , de la mente. Ya que todo eso en nuestra mente nos drena energía y nos pre- ocupa.

Intervenciones: debemos vigilar cuando estamos interviniendo en una situación que no nos toca. Cuando estamos en el rol salvador nos drena energía y, además , impedimos que los demás gestionen sus asuntos.

Aquí, comparto un artículo sobre el triángulo dramático de Karpman que trata de los roles salvador, perseguidor y víctima. Nos ayuda a identificarnos con alguno de ellos.

Otra solución para este drenante es delegar. No solo tiene que ver con el mundo de la empresa sino también con nuestro entorno personal y doméstico. En realidad, una familia- hogar es una empresa también.

Conocemos como definición de empresa la acción o tarea que entraña esfuerzo y trabajo. Así que vigilemos cuando muchas veces nos sobrecargamos a nosotros mismos de demasiadas acciones.

Cuidar de nuestra energía disponible en cada momento es esencial para nuestro autocuidado emocional, no lo dejemos para lo último.

¿Te ha gustado el artículo sobre los drenantes de energía? ¡Coméntame tu opinión más abajo y no te olvides de acompañarme en Instagram donde cada lunes a las 8am me verás en directo compartiendo herramientas y tips de crecimiento personal