¿Sientes que estás perdiendo el control de tu vida? ¿Sin importar cuántas actividades realices en el día nunca tienes tiempo para ti? Una cotidianidad acelerada deja de ser divertida. Tampoco es desafiante. Lo que percibes hoy es el reflejo de la necesidad de un cambio. El movimiento slow life te ofrece la solución a ese síndrome del eterno ocupado que no puede gestionar su tiempo y ha quedado a merced de sus obligaciones.

¿Qué es slow life?

Slow life es un movimiento que nació en Italia en los años 80. Su creador fue Carlo Petrini. Inició como una crítica a la comida rápida de McDonald´s. Su discurso se centraba en comer con más placer y en forma saludable. Asimismo, se respetaba al planeta al cultivar, cocinar y consumir los alimentos a un ritmo razonable.

Desde esta primera crítica al acelerado mundo moderno surgen varios movimientos que engloban el slow living, todos enfocados en desacelerar nuestro ajetreado ritmo de vida.

¿Cuántas veces en la semana te has visto inundado de compromisos, reuniones, diligencias, compras y demás actividades que consumen todo tu día? Y peor aún, sientes muchas frustraciones, descontento e indignación cuando las cosas no salen tal como querías o tenías previsto.

¿Cuáles son los beneficios del slow life?

Como lo menciona Carl Honoré en su libro Elogio de la lentitud, la productividad de los individuos se incrementa cuando disminuyen las horas de trabajo. Los niños que tienen menos tareas mejoran sus notas, mientras que los universitarios con notas y curriculum impresionantes que nunca frenaron no tienen chispa ni disfrutan las actividades que realizan. En definitiva, es necesario vivir una vida un poco más lenta.

El primer beneficio que conseguirás con el slow lifees disfrutar, saborear las pequeñas cosasque la vida tiene para obsequiarte y has perdido de vista por andar tan de prisa. Por supuesto, realizarás menos actividades a lo largo del día pero será con paciencia, entregándote a ellas, disfrutando del momento y con resultados mucho mejores.

Ajustar tu vida al movimiento slow te permite desarrollar tu creatividad, autodescubrirte y reconocer dentro de ti tus motivaciones, esa energía para enfrentarte al mundo haciendo tus labores con amor y dedicación.

Slow life significa ir despacio

El movimiento slow propone frenar, ir despacio para disfrutar mucho mejor de la brisa y los paisajes que el viaje te ofrece. No se trata de detenerse. Tampoco es un llamado a la pereza. Slow life toma conciencia de tu paso por el mundopara que no te llenes de obligaciones innecesariamente.

Movimiento slow life día a día

El slow life aplica para todos los ámbitos de la vida. Es por ello que se ha identificado el movimiento slow food, slow city, slow sex, slow fashion, entre otros, en cualquier ámbito puedes desacelerar, dar un respiro y empezar a actuar de otra manera.

Para empezar a aplicar slow life, define un tiempo para ti. En él harás cualquier actividad que te llene, que te permita encontrarte contigo mismo. Bien sea dar un paseo por un parque, practicar senderismo, hacer yoga, manualidades o cualquier otra actividad que excluya el móvil, la televisión y el ordenador.

Vive al estilo slow life

Otra estrategia para seguir una vida slow life es dedicar un tiempo a interactuar con amigos y familiares sin ver el reloj, sólo disfrutando de una amena conversación o de una buena comida con personas especiales para ti.

En el ámbito de la moda también se aplica slow life. ¿Quiéres saber cómo? Es muy sencillo. Se enfoca principalmente en disminuir el consumo de ropa, pretende crear un sentido de pertenencia por las prendas de vestir al preferir las telas y las piezas artesanales o ropa mucho más duradera.

Cuando se trata de viajes, puede ser que quieras visitar cientos de lugares sin tener el tiempo para ello. Entonces elaboras un complejo y ajustado itinerario de viaje que te impedirá disfrutar plenamente del recorrido. De esa forma te perderás la experiencia de conocer otras culturas y ciudades. Frena un poco y disfruta de tu tiempo libre conscientemente al estilo slow life.

¿Te ha gustado el artículo sobre el slow life? ¡Coméntame tu opinión más abajo y no te olvides de seguirme en Instagram y Facebook!