Primero vamos a saber qué es

La culpa es una experiencia displacentera, también es llamada emoción disfórica, que sentimos cuando hacemos algo o no lo hacemos, es decir a partir de un acto u omisión que ha roto alguna regla social (familiar, de grupo, religiosa).

A diferencia de las emociones básicas, sorpresa, ira, tristeza, alegría, asco y miedo. La culpa es una emoción autoconsciente. Nos damos más o menos cuenta de que la estamos sintiendo.

¿Cuándo la empezamos a sentir?

Siendo niños, cuando empezamos a desarrollar nuestra conciencia,

En el núcleo familiar, al integrar las normas de la escuela…

En el ámbito familiar va a depender del grado de restricción, intransigencia o cuan opresiva haya sido nuestra educación.

Por ejemplo si hemos sido regañados pero no nos han explicado el motivo.

Si nunca nos hemos sentido a la altura de las expectativas como hijos… etc.

Sentiremos más o menos sentimiento de culpa.

¿Qué funciones tiene?

Ahora que ya conocemos un poco que es sentirnos culpables, vamos a aprender que función tiene en nuestra evolución, para nosotros como especie.

La culpa cuando es adaptativa tiene como función regular la conducta social no deseable, la que pone en peligro a la comunidad. También promueve el autocontrol emocional así como motivarnos a las personas a reparar el daño causado.

Y lo hace ayudándonos a reconocer e indentificar errores, a hacer autocritica, a accionar conductas de ajuste y reparar la falta o daño ocasionado.

¿Qué pasa si hay un exceso de culpa?

¿Pero qué pasa cuando nos sentimos culpables recurrentemente en nuestras vidas? ¿Cuándo nos sentimos así casi por todo, todo el rato?

Que estaríamos hablando de una culpa desadaptativa. Y este sentimiento de manera exagerada nos aporta como mínimo las siguientes 3 consecuencias:

Paralización: Nos paraliza. Paraliza nuestro aprendizaje, nuestro crecimiento, llevándonos a vivir insatisfechos, mientras nos autoreprochamos todo el tiempo por la vida que nos ha tocado vivir.

Vulnerabilidad: El sentimiento de culpa nos vuelve más vulnerables a la queja, a las demandas y a la manipulación de los demás.

Angustia: Por estar en constante bucle de acciones o falta de ellas, juicio y castigo.

¿Cómo podemos pararla cuando es exagerada?

Conocer y entender que funciona en dos direcciones:

Culpa Extrínseca (cuando perjudica a otros.)

Culpa Intrínseca (nos perjudica a nosotros por ejemplo por no hacer lo suficiente en algo.)

Entender también que esta aparece cuando creemos que no estamos a la altura de lo que esperamos de nosotros mismo.

El castigo con respecto a sentirnos culpables tiene un nombre, se llama hábitos  autopunitivos. Que es cuando sacamos el látigo para flagelarnos.

Cuando nos autocastigamos, solo hacemos eso. No arreglamos el problema, no extraemos aprendizaje, no nos confrontamos con lo sucedido y crecemos.

Pautas para liberarnos de la culpa desadaptativa

Para finalizar voy a darte unas sugerencias para que trabajes tu culpa.

  • Monitorea una semana o 15 días que activa tu culpa. (Que haces, que no haces, como te comportas a las reacciones de otros, a las cosas que te dicen, pensamiento que tenemos, hechos positivos)
  • Identifica tu educación recibida y vivencias con respecto a la culpa.
  • Vigilar los debería.
  • Conoce tu escala de valores.
  • Cuidado con los me lo merezco (cosas malas) encubiertos.
  • Reinterpreta lo que esperas de ti
  • Ves liberándote de lo que esperan los demás.
  • Y en la medida de lo posible expresa tu culpa.

Podemos y sobretodo debemos usar la culpa como nuestra aliada. Y si ni un juez se juzga a si mismo… ¿Por qué tú vas a ser tu juez más implacable?

Si estas [email protected] en conocer cuantos tipos de culpa existen, los mecanismos de la culpa y como paralos, diferencia entre culpa y vergüenza… etc. y vivir [email protected] de la culpa de una vez por todas, no te pierdas el curso por Skype del sábado 21 de noviembre 2020.

Haz tu reserva en el enlace, ¡Quedan pocas plazas! Curso por SKYPE de Gestión del Sentimiento de Culpa

Si quieres ver mis directos en los que comparto muchas herramientas de crecimiento personal acompañame en mi cuenta de Instagram 

Si estás [email protected] en sesiones de coaching personales por Skype, no dudes en preguntar sobre el Coaching con PNL.