Sesión de Descubrimiento Gratuita en Enero
  • 0 productos
  • Empatía y Escucha Activa

    ¿Cómo estas?, ¿Cómo te van las cosas?, ¿Cómo te ha ido el día, cariño?

    Sucede a menudo, que hacemos alguna de estas preguntas a alguien y en vez de darle tiempo a responder, le «atropellamos con nuestros discursos, nuestras historias y problemas.

    Cuando esto sucede, solemos sentir que la comunicación no ha sido equilibrada. Que hemos sido pocos poco generosos en nuestra interacción y poco empáticos. 

    Comunicación e Inteligencia Emocional

    Qué importante es aportar generosidad a nuestra comunicación y qué importante es la empatía y aprender a escuchar activamente. Por suerte, existen herramientas que aportan a través de la práctica una gran dosis de calidad a nuestra comunicación. En especial con la gente que más nos importa y la que más queremos.

    Y es que a veces pensamos que sabemos mucho de empatía, solo porque sabemos que significa «ponerse en el lugar del otro» pero la empatía es una herramienta de comunicación mucho más rica y que ofrece mucho más que eso.

    Pero como todo lo bueno e importante, requiere dedicación y práctica.

    ¿Qué es la empatía?

    ¿Es ponerte en el lugar del otro? ¿Es entender cómo se siente la otra persona?

    Según el Diccionario RAE la empatía es «La identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.»

    La empatía es una competencia emocional muy útil y necesaria para que el otro se sienta bien contigo, para que te prefiera.

    Cuando antes comentaba que la empatía es algo más que ponerse en el lugar del otro es porque además, consiste en acompañar el estado de ánimo del otro y conducirlo al tuyo, por tanto nunca es «sustituir al otro», sino más bien es como bailar una danza a través del diálogo.

    Ya que si te encuentras con alguien con los ánimos bajos, si te pones en su lugar y te desanimas con él, tampoco podrás servirle de mucha ayuda. Has de escucharle, has de atenderle y comprenderle, pero desde un acompañamiento.

    (Si quieres saber más sobre el exceso de empatía, te interesará conocer la ecpatía. )

    Volviendo a la empatía, quiero darte a conocer una de las herramientas más practicas que conozco para tener una escucha de calidad y practicar la empatía.

    Consiste en una técnica que se llama ERE.

    ERE: ESCUCHAR-RECAPITULAR-EXPRESAR

    1. Escuchar

    Ante todo realizaremos Escucha Activa. Es decir, escucharemos en silencio, aparcando nuestro mundo interno, sin interferencias, de forma abierta, interesada, curiosa y atenta a lo que la otra persona nos va contando. Sin adelantarnos, sin prejuzgar. La escucha activa no la realizaremos solo con los oídos sino también con los ojos, con el tacto, el olfato. Por lo tanto tendremos todos los sentidos puestos en la conversación, como si de una gran antena se tratara. Ya que a través de la comunicación no verbal podemos darnos cuenta de mucha información que verbalmente nuestro interlocutor no diga.

    2. Recapitular

    Una vez nuestro interlocutor ha terminado de hablar y de explicarse(no antes), trataremos de hacer una recapitulación, devolviendo lo que ha dicho la otra persona. En este punto ya deberíamos darnos cuenta de si hemos estado lo bastante atentos en la primera fase. En caso contrario deberemos estarlo más la siguiente vez, o bien pediremos a nuestro interlocutor, en ese mismo momento, que vuelva a explicarse. Una vez tengamos la información devolveremos lo que ha dicho con breves «introducciones», a poder ser con sus mismas palabras.

    Ejemplo: «Entiendo que lo que me estás diciendo es…»

    • Resumiremos lo que nos ha dicho.
    • Mencionaremos lo esencial, tal y como lo ha dicho.
    • Y lo haremos de forma organizada.

    3. Expresar

    Finalmente ha llegado nuestro turno: ¡Ahora sí! Podremos expresar lo que nosotros deseamos decir, y gracias a las dos primeras fases de la empatía nuestro interlocutor ya se ha sentido en la 1ª ESCUCHADO y en la 2ª ENTENDIDO por nosotros, por tanto, se sentirá muy bien y estará abierto y dispuesto para recibir lo que queramos decir.

    Demos calidad a nuestra comunicación ya que cada vez tenemos menos cantidad, ya que hay personas con las que nos vemos tan poco. Merece la pena que nuestros seres queridos se sientan escuchados y atendidos de forma sincera.

    Cuando estemos con nuestros familiares, amigos, compañeros y también cuando tratemos con personas nuevas, a las que no conocemos, hagamos que se sientan bien a nuestro lado.

    Primero ESCUCHEMOS y luego hagámonos escuchar, primero ENTENDAMOS y después hagámonos entender.


    Mi selección de libros de Empatía y Escucha Activa

     

     

     

    Si crees que el Coaching Emocional puede ser la solución para ti, durante el mes de enero te ofrezco la Sesión de Descubrimiento Gratis.

    Rellena el formulario y me pondré en contacto contigo para agendar tu Sesión de Descubrimiento gratuita.

    4 comentarios

    Felicitaciones. El articulo es muy interesante y bastante claro para principiantes (como es mi caso) en este campo del Comportamiento Conductual. Sin embargo me gustaría saber si todas las personas poseen habilidad para empatizar con los demás; y/o si es indispensable preparación especial y conocimientos adecuados para practicarla.

    Muchas gracias Teodoro por tu comentario. Interesarte por la empatía, dice mucho de ti 🙂 la mayoría de las personas poseemos empatía, aunque no tanto los conocimientos que crean empatía de calidad, como la escucha activa y el rapport «sintonía» a través de comunicación verbal y no verbal. Y son estos conocimientos, los que si se practican y practican, con previos conocimientos de técnicas, en mi caso los que enseño en mis cursos son de programación neurolingüística, los que hacen que la habilidad social de la empatía sea de mucha más calidad. Gracias nuevamente por escribir.

    Deja una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.